1970 – 1980 Recuerdos con Homenaje

TITULO Recuerdos con Homenaje
AÑO 1970-1980
PROTAGONISTAS Subteniente Miranda
AUTOR José Alberto Ramírez

Era costumbre por los setenta que los viernes nos llevaran al Salón de Actos y nos ofrecieran un concierto de la Banda de Música del Móvil de Madrid. No sé de quien fue la idea, es posible que fuera de don Manuel Carrascosa que era amante de la música clásica.

El director de la banda era un Coronel muy serio que intentaba inculcarnos el amor a la música, a base fundamentalmente de pasodobles y marchas militares y que como cierre de cada concierto nos hacía cantar el himno del Infanta y se cabreaba un montón porque no nos lo sabíamos, eso sí tarareábamos la mar de bien.

Recuerdo bien uno de aquellos conciertos, incluía la Obertura 1812 de Chaikovski y el Coronel no explicó que oiríamos, rezos, campanas, la marsellesa e incluso cañonazos. Fue un momento mágico. En el momento culminante, el músico que tocaba el trombón de varas, que estaba más cerca del público, se giró hacia nosotros como para animarnos a participar. Se trataba del Subteniente Miranda, de quien fui vecino poco después en Moratalaz y de cuyos hijos fui amigo, sobre todo de Antonio (Titi).

El Subteniente Miranda fue asesinado por ETA cuando volvía a su casa en aquel barrio de guardias civiles el 30 de noviembre de 1992.

Sé que la historia tiene un final triste, pero quería hacerle un pequeño homenaje.

Nota de los autores del Blog

Madrid dedicó un jardín a Miguel Miranda Puertas,  subteniente músico de la Guardia Civil enterrado en Manzanares tras ser asesinado por ETA en 1992.

miguel-miranda-puertasEl subteniente Miranda era natural de Granada, pero tenía estrechos vínculos con Manzanares, ciudad en la que descansan sus restos. Estaba casado con Natividad del Moral y tenía cuatro hijos.

El lunes 30 de noviembre de 1992, ETA asesinó a Miguel Miranda Puertas e hirió al Cabo Primero Julián de la Calle Martín, así como a dos vecinas Juana Galindo, de 73 años, y Azucena Calvet, de 18, resultaron también heridas, aunque de menor gravedad. Numerosos vecinos tuvieron que ser atendidos por cortes producidos por los cristales rotos, ya que la onda expansiva hizo añicos centenares de ventanas y vidrieras de terrazas de los bloques colindantes. Además, una docena de coches quedaron destrozados y otros veinte sufrieron diversos destrozos.

Foto atentado

La explosión ocurrió a la altura del número 88 de la calle Luis de Hoyos, en el barrio de Moratalaz. A pocos metros, en la calle Fuente de Carrantona, hay unos jardines. El 14 de octubre de 2008, el Ayuntamiento de Madrid les puso el nombre del guardia asesinado e inauguró un monolito en su honor.

Además de descubrirse el monolito con una placa, se plantó un olivo en memoria de Miguel Miranda Puertas, al que también homenajeó en el acto la Unidad de Música de la Guardia Civil.

1610242w

Antonio Miranda, uno de los hijos del subteniente, pidió en su intervención: “este homenaje no es sólo para mi padre, sino para todos los que cometieron su mismo error, el de estar en el lugar equivocado en el momento equivocado”, al tiempo que reclamaba que “ojalá algún día no haya víctimas del absurdo”.

Con honor viviste, con cariño nos atendiste
en nuestros días de música, con sentimiento te recordamos.

Los Huérfanos del Infanta

 

Gracias.

4 respuestas a 1970 – 1980 Recuerdos con Homenaje

  1. Fausto dijo:

    Yo recuerdo un músico que tocaba el violonchelo que parecía un doble del “Calisay” además del director, un gran hombre aunque pequeño de talla. Recuerdo perfectamente cuando se despidió de nosotros porque se retiraba y se comparó con un vagón del tren que lo dejan “retirado” en una vía muerta.
    Por cierto, creo que era comandante y no coronel.

  2. También me tocaron estos conciertos y me pasó lo mismo que a Carranza, luego también había conciertos fuera del Infanta los sábados o domingos por la mañana y me apuntaba a todos, aunque más que por amor a la música, era por salir del Cole.
    Creo recordar el día que se relata y que se nos puso la carne de gallina y también creo reconocer al subteniente, lamentable final, demasiados finales iguales.
    Gracias por compartirlo y a Pedro por bucear en las hemerotecas para ampliar la información y un, aunque tardío, fuerte abrazo a la familia.

  3. Jesús Carranza dijo:

    El anónimo anterior soy yo, Jesús Carranza

  4. Anónimo dijo:

    Me acuerdo que cuando empezaron los conciertos me parecían un poco aburridos, pero al final llegaron a gustarme (no sé si por la insistencia o por las obras que tocaban). También otra cuestión…. creo que eran los viernes a partir de las 11 o 12 de la mañana, por lo que no teníamos clase ya hasta el lunes.
    Recuerdo un músico de trombón (¿?) que de tanto soplar se ponía “colorao como un tomate” , no sé si sería éste el Subteniente Miranda.
    Desconocía los hechos , aunque con triste final, me gusta haberlos conocido. Seguro que andará “afinando por ahí arriba” para que cuando nos lo reencontremos siga deleitándonos con su música.
    Gracias por compartir.
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s