Juan Santisteban Troyano

ALUMNO Juan Santisteban Troyano
AÑO 1936 –
FUENTE www.realmadrid.com

Huérfano de la Guardia Civil
Alumno del Infanta María Teresa
Jugador del Real Madrid 
Un coloso que ganó cuatro Copas de Europa

388_483_Santisteban_carrusel3Thumb,6De compañero de Di Stéfano y Puskas a instructor de Bojan. Ha sido larguísima la estancia de Juan Santisteban Troyano (Sevilla, 1936) en el fútbol, tanto como para ganarse la Medalla al Mérito Deportivo en su versión de plata.

Santisteban perdió a sus padres a los seis años y hasta los dieciséis estuvo en el durísimo Colegio de Huérfanos de la Guardia Civil.La disciplina era terrible y se pasaba mucha hambre en aquella España de finales de los cuarenta. Aquellos ochocientos chavales nunca supimos a qué sabía la carne. Teníamos que conformarnos con un trocito de pollo el día del Pilar“. El fútbol en los dos patios de aquel internado de la calle Serrano era un buen consuelo. Partidos entrecruzados entre docenas de chavales que se las apañaban para distinguir al compañero, al adversario y al ajeno durante el largo invierno. Porque el verano era otra cosa. Santisteban lo pasaba en Sevilla y allí jugaba partidos con los juveniles del Betis (antes probó en el Sevilla). “Hasta que un día, cuando tenía 16 años, vino el Madrid juvenil a jugar contra el colegio. Debí hacerlo realmente bien, porque Moleiro, el técnico, recomendó mi fichaje“. Un cuento de Dickens en un colegio del Madrid de 1952.

Santisteban, medio de creación, un Guardiola traducido al fútbol actual, pasó un año en el juvenil blanco y dos en el aficionado antes de que Pepe Villalonga le subiera al primer equipo. “Tenía 19 años y todo el mundo me llamaba ‘El chaval’. Decían que tenía un juego fino, pero muy poco físico. Medía 1,72 y el día que debuté en Pamplona pesaba 53 kilos. Para que engordara me llevaron un tiempo a Navacerrada“. Su segundo partido fue un amistoso ante el Sochaux francés (14-1) y el tercero, un Atlético-Madrid en el Metropolitano: “Todo el mundo pensaba que en la media jugarían Muñoz y Zárraga. Ya en el vestuario, Villalonga me preguntó: ‘¿Cómo te ves, chaval?’. ‘Bien’, le dije. ‘Pues ponte las botas, que sales“. Santisteban relevó así a una leyenda, Muñoz, y ganó con el Madrid cuatro Ligas y otras cuatro Copas de Europa. Fue titular en las finales del 58 (3-2 al Milán en Bruselas) y del 59 (2-0 al Stade de Reims en Stuttgart). La del 60 ya le cogió lesionado. “Me rompí el recto anterior por querer forzar demasiado y tuvieron que operarme“. El Madrid lo cedió al Venecia y lo repescó un año después. Jugaría de blanco hasta el 64, después se marcharía al Betis y acabaría su carrera en el ‘soccer’ estadounidense. “Yo estaba casi retirado y Puskas me llamó para jugar un partidillo de jugadores españoles contra estadounidenses en la Ciudad Universitaria. Les gusté y me prometieron un contrato. Saporta me adelantó 500 dólares para el billete de vuelta por si al llegar allí me dejaban colgado. También me dio cartas para el director del Banco Exterior en Washington y para el embajador en Estados Unidos. Pero en el Baltimore se portaron fenomenal. De hecho, cuando acabé, me propusieron quedarme como profesor de fútbol. No me decidí“.

650_774_Santisteban_carrusel9Thumb,6

Santisteban empezó y no acabó la carrera de Magisterio, pero siempre tuvo vocación docente. Pasó doce años en el Madrid, saltando de técnico del Castilla a ayudante del primer entrenador (Miljanic, Boskov, Di Stéfano). “En el 88, el Castilla no estaba bien y yo me fui a hablar con Molowny y le dije que necesitaba ayuda. Un directivo debió escuchar la conversación y el club decidió que no entrenara más al equipo. Me relegaron a ayudante de Molowny, entonces director de la Ciudad Deportiva. Me dolió. Y entonces Luis Suárez, al que habían nombrado seleccionador absoluto, me hizo una propuesta para trabajar en las selecciones inferiores. Me advirtió que no podían pagarme como en el Madrid, pero le dije que sí. Y hasta hoy“:

plantilla_del_real_madrid_cuando_gano_la_tercera_copa_de_europa_3150

En veinte años ha estado en diecisiete finales y ha ganado doce títulos: cuatro europeos Sub-16, dos Sub-17, un Sub-19 y cinco Meridian Cup. Ayer mismo le llegó una felicitación de Michael Platini, presidente de la UEFA. “Después de conquistar algún título recibí ofertas para entrenar en Primera, pero siempre dije que no, porque no me sentía capacitado. Yo fui segundo de varios técnicos y vi lo difícil que es llevar un equipo profesional. En cambio, trabajar con chavales es magnífico“. Recorre de memoria los 23 de esta Eurocopa y sólo le salen cinco que no pasaron por su clase: Palop, Juanito, Senna, Marchena y Güiza. “En cada concentración pido a los chavales que se presenten y a continuación les advierto que el que se crea más listo que los demás estará allí un día. No se llega a futbolista sin ser persona. La disciplina es esencial. Yo he tenido castigados a jugadores que hoy son internacionales durante año y medio“.

2012 06 15 Centenario del CIMT (190)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s