1975 Gary Cooper que estas en los cielos

TITULO Gary Cooper que estas en los cielos
AÑO 1965-1975
PROTAGONISTAS Profesores
AUTOR Cesar Diaz

César Díaz, nos envía estas anécdotas del Infanta en su faceta más oscura del Padre Esteban.

Se sabe que la memoria es subjetiva, selectiva y fragmentaria. Los siguientes comentarios son recuerdos e impresiones de la niñez y la adolescencia temprana. Han pasado muchos años desde entonces. Como a todo, puede que el paso del tiempo los haya afectado.

Padre Esteban. Guardo recuerdos similares a los ya publicados  y a los que añadiría los siguientes:

La pipa en que fumaba, por la que se deslizaba y goteaba su baba, la alimentaba no con picadura de pipa, sino descargando en su horno el tabaco de Celtas cortos. Era un fumador “heavy”.

Recuerdo que siempre que se refería a las madres de los alumnos lo hacía elogiando su belleza. A mí me desconcertaba.

Fui testigo y protagonista, respectivamente, de dos episodios, no recuerdo que sucediera más veces, en los que se le fue la mano:

En primero de bachiller. Tres huérfanos se habían “fumado” su clase. Por casualidad les vio por el cristal de la puerta cruzar agachados por el pasillo. Abrió la puerta del aula y les ordenó que entraran en clase. Una vez dentro, se deprendió de la pipa y las gafas posándolas en su mesa, mientras los tres alumnos permanecían de pie. Se dirigió hacia ellos y con las manos abiertas estrellándose en sus caras y los puños en sus cuerpos, les propinó una soberana paliza que nos dejó atónitos y desencajados.

En tercero o cuarto de bachiller. En uno de sus episodios “fantásticos” relató, a propósito de la expresión “jauría de perros”, que el actor Gary Cooper poseía una. Hasta aquí sin consecuencias. Pero inmediatamente añadió que él le había visto en Madrid, justo antes de morir, en los estudios cinematográficos que había o hubo a unas tres manzanas al norte del Infanta. Yo me sentaba en la última fila y comenté a “Vitín”, compañero externo que se sentaba a mi derecha, que eso era imposible porque Cooper murió en EE.UU., víctima de un cáncer. Ambos nos echamos a reír. El padre Esteban nos sorprendió. Me ordenó que me levantara y le dijera de qué me reía, contesté que me reía de un chiste que le había contado a “Vitín”. Esteban le interrogó por el chiste, respondiendo que no le había contado chiste alguno. Muy enojado, nos ordenó salir a la pizarra. Ambos de pie, de frente a la clase, fuimos nuevamente preguntados por el motivo de nuestra risa y sin esperar a la respuesta nos administró en el rostro un potente y sonoro “sacramento”. A continuación nos expulsó de la clase y anotó en el parte nuestros nombres con la nota siguiente “Expulsados por sinvergüenzas”.

Yo comenté el incidente con mis padres. Ellos me dijeron que, efectivamente, Gary Cooper había fallecido en EE.UU., y que, seguramente, el padre Esteban se había querido referir a Tyrone Power que murió en Madrid de un infarto.

En algunas clases tenía inspiraciones artísticas y gustaba escribir en la pizarra letras, nombres o frases con caligrafía del estilo Copperplate inglesa.

Evocaba en términos muy elogiosos al Papa Juan XXIII y al Concilio Vaticano II. Su forma de mostrarnos la religión católica estaba alineada con aquellos postulados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s