1977 Historia de hostias de todo tipo

TITULO Historia de hostias de todo tipo
AÑO 1977
PROTAGONISTAS Pablo Sanchez Rodero
AUTOR Juan Manuel Orozco Calvo

Otra de las perlas que nos dejó Pablo en la comida del 29N, fue la siguiente.

En la entrada principal según se iba para el comedor de pequeños, había otra biblioteca, menos conocida que la principal, pero a la que accedíamos de vez en cuando.

Una tarde, estando con Vidal Comi y Muñoz Marquez, descubrimos que en determinada zona había como unos sospechosos hierros que impedían el paso a algún sitio. Como la curiosidad era una de nuestras mayores “virtudes”, decidimos explorar a ver que ocultaba. Cual no fue nuestra sorpresa, que aquello protegía la entrada a un agujero, por supuesto que aquello era un invitación a la aventura y allí nos metimos, fuimos a dar a una zona de la Sacristía de la Capilla del Cole, estábamos alucinados. Sin salir de nuestro asombro, se oía a lo lejos los pitillos de llamada a merendar, nosotros teníamos que volver a desandar lo andado y dejarlo todo en perfecto estado, pero teníamos hambre……alguien entonces descubrió el cáliz que contenía las hostias, había muchas, unas 500 calculamos, como en el fondo no deja de ser una forma de pan, allí que nos las comimos.

Dejamos todo como estaba, volvimos a la biblioteca y fin de la historia, por el momento.

Al día siguiente, sábado y misa de 19:00, cuando el Padre Esteban se pone a prepararse para la comunión, descubre que no hay ni una mísera forma, después de lanzar toda clase de improperios (imaginamos) comenzó un periodo de investigación, como cura, lo tenía fácil y no tardo en localizar a los culpables. Nos llevó a su habitación y si no habíamos tenido suficiente con comernos 500 hostias, nos dio diez más a cada uno, pero de las buenas, de las que dejar huella.

 

Anuncios

5 respuestas a 1977 Historia de hostias de todo tipo

  1. Ricardo Yague Lafuente dijo:

    A mi me las dio por llamar a su sobrino CURICA.

  2. Angèl Urruchi Illana dijo:

    Si he comprendido bien, había un pasaje subterráneo desde la biblioteca que se situaba a la derecha de la entrada principal donde se hallaba el agujero que atravesaba toda la calle y toda la capilla para llegar hasta la sacristía?? O no comprendì nada? Yo también visité la sacristía pero mas que por hambre era por la sed

  3. Pepe Camúñez Hernández dijo:

    No me extraña Pablo que el padre Esteban os inflase a hostia, estaba acostumbrado a darlas de todos los colores. Antes de empezar la misa cuando estaba confesando, salia y repartía a todo aquel que pillaba hablando. Dando misa cuando se daba la vuelta y miraba al tendido, siempre veía a alguno hablando y le decía después te pasas por la sacristía. Ya te puedes imaginar para que le decía que pasase por sacristía. Así que por lo vuestro, no sé como no os dio una por cada hostia que os habías comido.

  4. Anónimo dijo:

    No me extraña Pablo que el padre Esteban os inflase a hostia, estaba acostumbrado a darlas de todos los colores. Antes de empezar la misa cuando estaba confesando, salia y repartía a todo aquel que pillaba hablando. Dando misa cuando se daba la vuelta y miraba al tendido, siempre veía a alguno hablando y le decía después te pasas por la sacristía. Ya te puedes imaginar para que le decía que pasase por sacristía. Así que por lo vuestro, no sé como no os dio una por cada hostia que os habías comido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s