1977 Economía Sumergida

TITULO Economía Sumergida
AÑO 1977-1979
PROTAGONISTAS Alcantara y ¿Asturias?
AUTOR Juan Manuel Orozco

Como ya comente en otra ocasión, el Infanta fue precursor de muchas cosas que luego se pusieron de moda y la economía sumergida no iba a ser una excepción.

Siempre he pensado que todas las personas tenemos habilidades especiales que desarrollamos y potenciamos a lo largo de nuestra vida, unos las descubren muy temprano y otros como es mi caso, llevamos medio siglo intentando encontrarlas, el protagonista de esta pequeña historia, es de los primeros.  Alcántara, huérfano residente en Madrid, era especialmente hábil en todo aquello que estuviese relacionado con juegos de recreativos, era un fenómeno al futbolín, cuando se inauguro la sala de juegos pudimos comprobar que el billar se le daba de maravilla, haciendo carambolas que nosotros solo las veíamos en las películas, incluso cuando llego la moda del yo-yo y el resto no pasábamos de hacer el perrito, el dormilón o como mucho y con entrenamiento llegábamos a hacer el columpio, el, te hacia la torre Eiffel, la serpiente y un largo etc., de figuras alucinantes.

Pero el fuerte de Alcántara y la trama de esta historia son las maquinas flipper, las de bolas de toda la vida.  Alcántara, era un genio con ellas y en la de Quinito, llegaba siempre el primero en los recreos, echaba una moneda (no recuerdo cuanto costaba) y supongamos que le daba 3 partidas, él jugaba y jugaba hasta subir las partidas a 6 o 7 y luego revendía por el mismo dinero, solo que el daba una partida mas, cuando el usuario gastaba las compradas, aun quedaban un par de partidas para que Alcántara comenzase de nuevo con las historia, y así, un duro lo multiplicaba por 2,3 o mas, según durase el recreo.  Era agresivo con la maquina y cuando a nosotros nos hacia falta a la mínima, a él, le “consentía” casi todo.  Cuando no lograba partida para poder repetir la venta, le metía unos quites tremendos, Quinito que se olía el negocio y al ver que le daba esos meneos, le echaba unas miradas de miedo y tenia la excusa perfecta para echarle la bronca que por lo otro no podía.

Pero como no podía ser de otra manera, siempre que alguien abre un negocio, aparece otro que hace lo mismo, no se si le llamábamos Asturias o algo similar, era un no-huérfano, pero el gran numero de hermanos o la discapacidad de algunos de ellos, le dieron acceso como interno a una avanzada edad (entro en bachiller), mas tarde descubrí que era de mi barrio.  Asturias, era bajito (1.60 +/-) tenia la frente un poco sacada o los ojos muy metidos y entre su estatura y la manera de jugar que tenia, pegado a la maquina, y los meneos que le daba, parecía que estaba haciendo de todo menos jugando.  Creo recordar que no era tan bueno como Alcántara, pero se le daba bien y solo había una maquina, con lo que los recreos estaban reñidos y a la mínima que uno se despistaba, el otro pasaba a ocupar su lugar. 

Anuncios

2 respuestas a 1977 Economía Sumergida

  1. Fausto dijo:

    A ese chaval que llamas Asturias le llamábamos “Alemanias”, no tengo muy claro por qué, pero creo que guarda relación con el campeonato del mundo de fútbol de 1974 y su afición por ese deporte. Creo recordar que llegó al colegio porque iba para polilla y no crecía lo suficiente. Estuvo en mi clase hasta el final de bachiller si la memoria no me falla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s