1970 Como humo se va

TITULO Como humo se va                           
AÑO 1970
PROTAGONISTAS Manuel Garzón Añez
AUTOR Manuel Garzón Añez

El domingo, a los Pinos

Llegue al Infanta un 1 de Octubre de 1970 a la edad de 8 años. A parte del palo que supuso la separación familiar, este primer año sirvió para aprender multitud de cosas, unas buenas otras no tanto pero que de alguna manera marcan carácter.

chcicleRecuerdo que el Domingo teníamos que vestir obligadamente de uniforme: zapatos negros, pantalón gris, camisa blanca, corbata negra (de chicle*) y chaqueta azul, normalmente con el escudo del Infanta sobre el bolsillo.

No se si recordáis que a los pequeños algunos domingos nos llevaban de excursión a  “los Pinos”, creo que actualmente por aquel lugar pasa la M30, pero que en 1970 era una escombrera que terminaba en una ladera y sobre esta efectivamente había un pinar. Nunca entendí aquella obsesión por vestir de uniforme, después en los pinos terminábamos con el traje hecho unos zorros correteando entre escombros y basura.

Allí en los Pinos tuve uno de mis primeras enseñanzas extraescolares: “saltarse las normas”, aquello era divertido y excitante, hasta mi llegada al colegio yo jamás me había saltado una norma impuesta por cualquiera que tuviese autoridad sobre mí.

La norma infringida en aquel momento era fumar, teníamos prohibido fumar con menos de 16 años, mi primer celtas corto me lo fume con un grupo de irresponsables como yo, en medio del pinar, un corro de 5 niños y un cigarro que pasaba de uno a otro,  el mayor tenía 10 años y yo era el menor con 8, supongo que no le daría más de 2 o 3 caladas, pero en aquel momento me sentí un hombre, “igual que un hombre de 16 años”,  tomando decisiones de hombre  y sobre todo era uno de los 5 valientes que infringíamos una norma.

Aquello de incumplir normas se convirtió en un deporte y a veces me hizo pasar  momentos difíciles.

Hablando hace poco con un compañero me comentó que el dejó de fumar a los 16 años, me dijo que al terminar la prohibición de fumar aquello perdió la gracia. Yo no fui tan inteligente y lo deje 30 años después de aquellas caladas, y costó vaya si costó.

 (De chicle*) ver diccionario

pinos

Anuncios

6 respuestas a 1970 Como humo se va

  1. Anónimo dijo:

    si los pinos eran una escombrera yo me subia a los arboles y degarre la chaqueta por el lado del bosillo ya os podeis imaginar me vio el inspector y me dijo que tendria que pagar la chaqueta al final solo fue una amenaza y 4 bofetadas en el trayecto al infanta los crios de la calle como ibamos en grupo nos balaban como las ovejas alli en los pinos estaba la bressel la que hace todos los cuenta kms delos coches y el presidente era un huerfano habia mas cosas cuando las recuerde las cuento

    • Alfredo Díaz dijo:

      si los pinos eran una escombrera yo me subia a los arboles y degarre la chaqueta por el lado del bosillo ya os podeis imaginar me vio el inspector y me dijo que tendria que pagar la chaqueta al final solo fue una amenaza y 4 bofetadas en el trayecto al infanta los crios de la calle como ibamos en grupo nos balaban como las ovejas alli en los pinos estaba la bressel la que hace todos los cuenta kms delos coches y el presidente era un huerfano habia mas cosas cuando las recuerde las cuento

  2. Jesús Carranza Cañas dijo:

    El anónimo anterior corresponde a Jesús Carranza Cañas.

  3. Anónimo dijo:

    Gracias por tu comentario. Recuerdo bien aquellas excursiones y los efectos que producía el “pica-pica” (creo que es el aislante fibra de vidrio amarillo) cuando te lo metían por la espalda alguno con ganas de broma. Tenías que quitarte la ropa para sacudirlo y aún así seguía picándote hasta que te duchabas (si tocaba ese día) o por la noche, antes de acostarte, te la lavabas la con la toalla.
    Un fuerte abrazo

  4. Jose Afán de Rivera dijo:

    Hola, soy Jose Afán.
    Gracias por tu relato, Garzón, me identifico en él.
    Yo también fui a los pinos, allá por el 74 en adelante, de la mano de los inspectores Santos, Gaspar, Juan Ramón… Recuerdo que en una de las ocasiones, un gitanillo con seis o siete años que rondaba por allí “nos asaltó” a un grupito de tres novatos… pues eso, con ocho añitos. El gitanillo, armado con su palo, se imponía con carácter amenazante como si tuviera veinte años: “¡Dadme todo el dinero que llevéis encima ahora mismo!” No recuerdo quién de nosotros le respondió: “es que solo nos pagan 25 pesetas al mes y nos duran muy poco tiempo, ya nos las hemos gastado”. En seguida vino don Santos y mandó al gitanillo a tomar viento. ¡Qué chiquitines y qué palomos entrábamos…!
    Yo también empecé a fumar en el colegio y lo dejé hace pocos años, y aunque no creo que te sirva de consuelo, me costó un sufrimiento… que no se lo deseo a nadie.

  5. agustin dijo:

    Mas que escombrera eran las obras de la m30.;

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s