1972 La música y nosotros

TITULO Los cuarenta principales en el Infanta
AÑO 1972-1979
PROTAGONISTAS La música y nosotros
AUTOR Juan Manuel Orozco

Al poco tiempo de ingresar en el Infanta ya lleve mi primer golpe bajo a mi ego, el Infanta era bueno para eso, sabia poner las cosas en su sitio,  en el exterior, los padres protegían a sus hijos (sin mala intención) o evitaban que llevasen decepciones o si las llevaban, allí estaban para apoyarlos.  Yo me presente a las pruebas que hicieron para el coro, creo que era en 6º de EGB,  me pidieron que cantase una canción y por los nervios no recordaba ninguna, en aquel momento, me salió la antigua letra que se le ponía al himno español, pero como seria el desafine que metí, que antes de terminar España ya me habían rechazado. Desde aquella, me dedique a escuchar música en lugar de cantarla y creo que el mundo ha salido ganando.

El Infanta también es una fuente de recuerdos para la música y las canciones que nos dejaron huella cada una por diferentes motivos.  No tiene nada que ver con esto, pero también dejo huella, Pecino con su radio tuneada con pilas para tres meses.

Las canciones que a mí me marcaron fueron:

El gato que esta triste y azul, de Roberto Carlos, balada romántica que sonaba incansablemente cuando estábamos en el 4º piso de pequeños, recuerdo especialmente un domingo, no se si de regreso de vacaciones o de salir por Madrid, el caso es que debía estar medio enamorado y escuchar la letra viendo el cielo estrellado, la gente de las casas vecinas y yo preguntándome el porque estaba yo allí encerrado……

Ya con la muerte de Franco y la llegada de la democracia, la censura perdía todo su poder y se colo “Je t’aime… moi non plus” de Jane  Birkin y Serge Gainsbourg, nos pasábamos buen rato escuchándola para ver como se oía un orgasmo (o eso se suponía), sonaba a gloria.

Aquí un pequeño recuerdo para un regalo que me hizo mi madre por reyes, un reproductor de casetes, sin radio, ¡cuantos recuerdos!, para poder grabar una canción entera de la radio (otro aparato pegado a el) y sobre todo para rebobinar las cintas, que era lo primero que fallaba en el aparatejo, creo recordar que costo 120€ de la época, una burrada, es decir, casi diez sesiones en el cine Roma un domingo

Luego hay dos grupos diferenciados, por un lado todo lo que trajeron las películas de “Fiebre del sábado noche” y de Grease y por otro lado todas las canciones que nos ponía el Cipri (profesor de ingles) y que es el día de hoy y aun recuerdo muchas de ellas como, Yesterday, Let it be, Puente sobre aguas turbulentas, Hotel California, etc.  De esta última, aun sigo sin saber que son las “colitas”  que se olían por el aire y que Cipriano decía que no existía traducción.

De las canciones de Fiebre… y de  Grease y haciendo una copia del programa “Aplauso o la Juventud Baila” se hizo un concurso en el Infanta ya comentado en otra anécdota.

También  recuerdo que frecuentábamos una cervecería en la Republica Dominicana, que lujo cuando teníamos para unas cañas y que gusto las tapas de boquerones que nos ponían, tenían una maquina de discos, cuando llegábamos nosotros solía haber una chavalita, mas bien baja, rubia platino, con pantalones superceñidos o minis de infarto y escuchando una y otra vez la canción de Bonnie Tyler, “Corazón destrozado”, un día y alentado por mis queridos compañeros de cañas, me lance al ataque, la arrincone entre la maquina y la pared y no me fue mal, una chica muy maja, estuvimos juntos unos meses, pero eso es otra historia.  Los huérfanos, siempre hemos sido especialistas en “animar” a alguien del grupo a hacer algo, aunque en el tema de ligues, éramos muy tímidos, pero bueno, como dije antes, eso es para otra historia.

Por ultimo, no podría dejar de hacer mención al himno del Infanta, pero el que mas nos gustaba era el de la Guardia Civil, aun hoy lo recuerdo casi entero.  Era más marchoso que el del Infanta y además, el cantarlo estaba asociado al día que comenzaban las vacaciones.  Recuerdo cuando murió Franco, tardamos en acostumbrarnos  en sustituir el “viva Franco” por “viva el Rey” y cuando alguien metía la pata, se oía el típico murmullo de reprobación.

Anuncios

3 respuestas a 1972 La música y nosotros

  1. Blas Perez Martinez dijo:

    YO TAMBIEN SOY DE EPOCAS ANTERIORES,Y PARA ESCUCHAR MUSICA Y TERTULIAS,NOS HACIAMOS UN ARTEFACTO QUE SE LLAMABA GALENA, CLARO QUE TENIAMOS QUE TENER CERCA UN RADIADO DE CALEFACION.UN SALUDO PARA TODOS Y TODAS LOS QUE PERTENECEMOS AL CUERPO.

  2. juan moreno llado dijo:

    Hablais de una época muy reciente, la mia era prehistorica, no existian transistores y menos a pilas, nosotros no teniamos música, solo la del coro con el maestro Perales, nadie tenia un aparato de radio, no habia megafonia interior. El cine, peliculas ya retiradas de los cines de Madrid y cuando los protagonistas se daban un beso siempre habia una mano que tapaba la pantalla, cuando terminaba un rollo de pelicula, media hora para preparar el siguiente, osea una peli duraba 4 horas. Aquellos tiempos, es lo que habia.

  3. juan moreno llado dijo:

    Imaginaros unos chavales de 8 o9 años que te digan una tarde cualquiera, a la habitación y vestiros de calle para bajar al salón de actos a escuchar musica de camara, cuatro musicos tocando no se que, aburridisimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s