1959 To Quisqui

TITULO To Quisqui
AÑO 1959
PROTAGONISTAS D. Ignacio Martínez Postiga y Laureano González Rodríguez
AUTOR Laureano González Rodríguez

Era bastante frecuente que, entre mediados de los años cincuenta y principio de los sesenta, se celebraran partidos amistosos de fútbol entre algunos de los equipos de la cantera del Real Madrid (bien los juveniles del “B” o del “C”) y nuestro equipo más representativo del “Infanta María Teresa” una vez al año; ellos venían a nuestro campo: “Estadio Campo de Abajo” y nosotros le devolvíamos la visita a cualquiera de sus instalaciones deportivas. El resultado más repetido, por las veces en las que se produjo fue el de (1-1). 

Nuestras formaciones futbolísticas, a todos los niveles y edades, eran bastante competitivas, a la vez que triunfadoras en muchos de los campeonatos o competiciones en las que participaba, ganando numerosos trofeos, y siendo frecuentemente observadas por “ojeadores” importantes de los primeros equipos de la capital que los fichaban para sus clubs, ya que había una cantera muy importante de “peloteros” que practicaban un fútbol muy técnico. 

Pues bien, aquel domingo por la mañana el “Infanta” se enfrentaba al Real Madrid-C. El campo estaba abarrotado y no cabía una persona más, por lo que D. Ignacio Martínez Postiga (mister del equipo) se dirigió a mí y me dijo ¡¡Laureano, ponte en aquel trozo de alambrada que está rota y no dejes pasar a nadie!!. 

Así lo hice, pero…, llegó un matrimonio, ambos elegantemente vestidos, que se disponía a cruzar por la parte en la que la alambrada estaba rota, con el objeto de observar el espectáculo deportivo. Mi reacción fue inmediata y dirigiéndome a ellos les dije: ¡¡Señores, lo siento mucho, pero está prohibido pasar por aquí!!; ambos me miraron altivamente y, sin hacer ni puto caso, entraron en el recinto… Viendo que me habían desobedecido y estando además cabreado porque me estaba perdiendo el encuentro, manifeste en voz alta: ¡¡Yo me voy de aquí, ya que entra “to quisqui”!!El hombre se paró en seco, me observó unos segundos y bramó: ¡¡Oye niño, que yo no soy quisqui!!, ¡¡¿te enteras jilipollas?!!Ante aquella reacción de semejante botarate le respondí rápidamente insultándole con todas mis fuerzas y sin saber lo que decía: ¡¡Yo jilipollas y tú pringuezorra!!, y salí corriendo despavorido

Significado de los dos vocablos por mí proferidos en el día de autos: 

La palabra “quisqui”, que algunos emplean también en la forma quisque, etimológicamente viene de la adopción en el habla corriente de un pronombre indefinido latino Quisque, que significaba “cada uno”. Encontramos esta palabra en la lengua vulgar, en expresiones como “todo quisqui”(que algunos simplifican en “to quisqui”) o “cada quisqui”, para referirse a todos y cada uno, como por ejemplo: “esto lo sabe todo quisqui”

Decirle a un hombre “pringuezorra” es ponerle de lo más tirado, bajo y rastrero que cabe decirle a un congénere, para rebajarlo a humanoide, homúnculo más bien. Propio de acaloramientos tabernarios o etílico mediante. Suelen usarlo similares.

Una respuesta a 1959 To Quisqui

  1. Alejo dijo:

    Bien empleado el vocablo en esta ocasión¡Ordenes son ordenes! si no no se dan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s