Quiero presentaros a mi padre

Por Juan Manuel Orozco Calvo

Hace poco, estábamos tomando un aperitivo en un bar y vino el hijo de un vecino que cumplía 11 años, me pareció tan indefenso y tan crio (es a la edad que entre en el Infanta), a continuación, le pregunte la edad a otra chicha que andaba por alli, tenía 7, la edad a la que debería haber entrado yo.  Sabiendo que aun hubo hermanos que entraron más pequeños, un respigo me entro por todo el cuerpo y pensé que cuando menos, teníamos que hacer algo para agradecerles su sacrificio, lo comente con Pedro y de ello ha nacido este apartado que espero empecéis a usar. 

Juan Bautista Orozco RosadoQuiero presentaros a mi padre, Juan Bautista Orozco Rosado, no tengo muchos recuerdos de el ya que falleció a los 47 años de edad  y yo entonces  tenía 7, mi madre 39 y mi hermana 14.

No quiero entrar en todo el sufrimiento previo a la muerte ya que supongo que será muy parecido al de otros casos, pero si me gustaría dejar aquí unas pinceladas de alguna anécdota que mi madre se encargó de repetirme a lo largo de estos años.

Nació en San Pedro de Alcántara, Málaga y llego destinado a Asturias donde conoció a mi madre (asturiana de pura cepa), vivimos en Villamayor , Ribadesella y Oviedo. Se preparó para tráfico y allí estuvo hasta su muerte.  Recuerdo que imponía por su seriedad cuando las circunstancias lo requerían, pero también tenía esa gracia malagueña cuando era preciso.

En una ocasión y a la hora de parar a un vehículo para pedirme la documentación por haber cometido algún tipo de infracción, el  conductor le dijo “Va bobu que no fue nada” el bobu = bobo, es una forma coloquial asturiana.  Mi padre le recrimino que le llamase “bobu” a lo que el conductor respondió,  “pero hombre, si eso es natural en Asturias”, sin perder la compostura, mi padre le espeto “en mi tierra es habitual llamar Hijo de Puta y a mí no se me ha ocurrido llamárselo”, el conductor dio la documentación, recogió la multa y se fue sin más replica.

También era frecuente que cuando venía a casa le dijese a mi madre, “hoy tenía que meter una multa a uno por hacer tal cosa y empezó a “llorarme” (por cualquier motivo) y no fui capaz de ponérsela”

Era frecuente que mi madre le recordase que fuese despacio en el coche, él decía siempre que era muy prudente, pero después, cuando viajamos en nuestro Seat 600 los fines de semana, siempre se le escapaba “en esta curva una vez casi nos salimos…..”

También tengo anécdotas amargas, pero el paso del tiempo haría crear malas interpretaciones y no es esta una página para la polémica y si para los gratos recuerdos de nuestros padres.

Padres de Juan Manuel Orozco CalvoMi madre, Rosa, se quedó viuda con una hija de 14 y un crio de 7, mi padre murió a primeros de septiembre y automáticamente me llamaron para ir al Infanta, mi madre no quiso enfrentarse a dos “perdidas” consecutivas y lo rechazo.  Después, se dedicó a asistir por las casas para poder salir adelante, trabajando horas y horas si cotizar y sin ningún derecho.  La suerte luego cambio y gracias a que mi padre también era un poco inventor  (hizo dos patentes) pudo encontrar un trabajo más digno y con el cual pudimos estar más desahogados.  Los siguientes años, en época de Reyes, me mandaban un regalo desde la Guardia Civil, de uno de ellos, tengo un recuerdo imborrable, era una grúa amarilla con motor y todo, fue el mejor regalo de todo el barrio.  A los 11 años y de manera excepcional, volvieron a llamarme para ir al Infanta y por diversas causas, mi madre esta vez lo tuvo más claro.  Es algo que ella se reprocha aun hoy y siempre le ha quedado un sentido de culpabilidad,  yo constantemente tengo que decirle que fue una decisión acertada, pero ella sigue en sus trece.  La vedad, como dice Pedro en la introducción, no sé qué hubiera sido de mi vida de no ir al colegio, viviendo como vivía en un barrio marginal, donde la droga y la delincuencia  estaban y están a la orden del día. De mi quinta, el 50% debe estar muerto, el 25% en la cárcel y el resto hemos salido adelante.   Si de algo me arrepiento, es de haber dejado el colegio tan pronto y quizás también de no haberme metido en el cuerpo, al que siempre le estaré agradecido y al que le guardo un gran cariño.  Recuerdo también que mi madre quería compensarme por estar en el Infanta y siempre tenía buenos regalos y trato preferencial en comparación con mi hermana, que también paso lo suyo y sacrifico su juventud para intentar sacar la familia a flote. 

Aún guarda todas las cartas que yo escribía desde Madrid y algún día las leeré y tendré que quitarles un porcentaje de dramatismo que siempre metíamos para intentar conseguir algún dinero o el envió de un paquete.  Seguro que también me abren la puerta a muchos recuerdos.

También quería comentar que el Padre Esteban le tiro unos cuantos piropos en una visita que me hizo, pero creo que eso no es ninguna novedad.

A veces, miro para atrás y me da la impresión de que aun con la muerte repentina de mi padre, de una manera u otra, todo estaba preparado para poder subsistir sin el pero gracias a el.

En resumen, quiero que esto quede como recuerdo de mis padres, uno por no poder disfrutar del pero garantizándome una educación y un futuro que ser de otra manera seria muy complicado y otro por todo lo que trabajo mi madre, por todo lo que lloro y todo lo mal que tuvo que pasarlo.

Anuncios

Una respuesta a Quiero presentaros a mi padre

  1. Celia dijo:

    Hola juanma,soy celia,me ha gustado muchisimo el homenaje que les haces a tus padres,se nota en tus palabras que llevas en el corazon todas las cosas que tu madre te contaba sobre tu padre,a mi me emociona mucho lo que escribes,no soy hija del cuerpo,pero soy nieta,sobrina,cuñada,y hermana,y la verdad lo llevo muy dentro de mi.Si viviera tu padre,estaria super orgulloso de ti,por todo lo que describes sobre el,de la misma manera que estan tu madre y tu hermana,tu esposa,e, hijos.Juanma,solo decirte que tanto tu como tus compañeros de cole,sigais haciendo cosas tan chulis como esta hermosa pagina,en la que presentas a tus padres,y luego nos haces disfrutar un ratin contando tus cartas y tus fechorias de niño.No cambies jamas,y que todos podamos gritar en alto,VIVA LA GUARDIA CIVIL.Un saludo a todos los que colaborais en esta pagina. -Celia-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s