Carta de un Huérfano a su Madre

CARTA DE UN HUERFANO ENVIADA A SU MADRE
A LOS POCOS DIAS DE LLEGAR AL INFANTA.

Jueves 05/10/1972
Posiblemente primera carta
(se transcribe tal como es el original, que se puede ver en las imágenes)

Querida familia:

Este es el primer día que tengo para escribirte y el segundo que tengo un lápiz, ¿Cómo estáis por ahí?, yo estoy regular porque noto vuestra falta, te preguntaras porque no te escribo en el otro papel, pues estoy en clase y no encuentro otra hoja mejor, siento no poder escribirte ayer, mama ayer no pude ir a misa por papa, mama escríbeme mucho pues me alegra recibir carta, aquí se come bien, todos los días por la mañana nos ponen chocolate o café y algo para hacer un bocadillo, para comer dos platos y fruta, a veces comemos fabes otras patata con carne, otras filete, después la merienda, quesitos, chocolate, etc., te vas a extrañar por lo que te digo pues termino muy pronto de todo, nos levantamos a las ocho ayer y hoy, hago la cama muy bien despierto muy temprano, mama el abrigo es muy guay y bueno todavía no me lo dieron pero a las once veré si me lo dan, mama perdona las muchas faltas pero no tengo tiempo para corregirlas y tú por favor escríbeme claro que no tengo tiempo para descifrarlo, mama, como te dije antes, escríbeme a menudo que por las noches nos dan las cartas y todavía no he recibido ninguna, mama, tienes razón, los extremeños son muy raros pues tengo un amigo de Cáceres y otro GALLEGO, esto va por Tere y tu Tere cuando escribas a Jesús (un vecino que estaba en Valdemoro de polilla) acuérdate de tu hermano que está aquí en Madrid, mama tú ya tienes bastante ahora le toca a Tere la espera, un momento, mama cuando vengas mira, me vienes a buscar el sábado después de comer y me llevas a casa de tu prima y dormimos tu y yo, dormimos juntos y después me traes al colegio a la hora de la cena, te tenía que decir otra cosa pero no me acuerdo, pero si me acuerdo te lo digo al final, Tere esto está bien pero aquí manda el más fuerte, hoy es el día segundo de clase y todavía no me han dado los libros, bueno llego el maestro me despido ya, dile a los demás que no los puedo escribir, dales mi dirección y que si quieren que me escriban, mama la carta la echo por la mañana del día siguiente, ósea el 6. (Bueno un abrazo fuerte y un beso de este hijo y hermano que os quiere)                  

Juan Manuel

Perdón sigo en la otra página

Mama el risitas del andaluz va a inundar la clase.  Un beso y un abrazo de este niño que os quiere recibir tu carta y escribirme pronto 1000 abrazos y mil besos de Juan Manuel Orozco Calvo.

¡Ah! Mañana la ropa la tengo en el costurero ya te diré lo que me dieron mañana. Ven dentro de cuatro o cinco semana y escríbeme pronto y anima a Tere y acuérdate de decirle a todos que no tengo tiempo de escribir, mama, aquí lo que falta es el papel higiénico. Hoy comimos arroz con huevo, después pollo y después natillas. Recuerda que la echo el 6, ven cuando puedas, bueno ya le despedí antes porque ahora no me coge.

En esta primera carta, también había notas en los márgenes…..

Mama y Tere, no he hecho nada más que unas cuentas…..mama el betún lo cogí incoloro….ah mama no llore por fuera pero si por dentro y tengo ganas de ir por ahí……me perdonas por escribir por ahí pero no tengo otro espacio…..mañana no cojo dinero de la caja…..mama si vieras que elegante como……mama nos tocó una maestra para psicología………perdóname la escritura a lápiz pero no hay hasta ahora otra cosa……mama me mandaron hacer una redacción sobre las vacaciones y conté lo de Málaga y lo del golpe pero solo mencione que estaban conmigo mis primos. 

 19721005 Carta a Madre 1

19721005 Carta a Madre 2

19721005 Carta a Madre 3

19721005 Carta a Madre 4

Anuncios

10 respuestas a Carta de un Huérfano a su Madre

  1. Andres Miguel Quispe Naventa dijo:

    A mi mama le preguntaba como es uma morgue ella m contesto es a dond t llevan cuando mueres y el dia q se fue mi madre fui yo quien lo saque d ese lugar lo cargue por ultima vez estaba calientita aun.

  2. Ricardo Yagüe. dijo:

    Recuerdo que me dejó mi madre a la altura de la puerta principal, allí solo y viendo cómo se alejaba hacía la calle sín volver la vista atrás. Esa noche me acosté llorando.

  3. paco1ruiz dijo:

    Todo lo leído, escrito por otro hermano, lo corroboro. Los sentimientos no tienen límites y menos cuando te encuentras lejos de esa señora que era todo tu tesoro, tu madre. Os quiero hermanos

  4. juan moreno llado dijo:

    Hayuna diferencia enorme de mi epoca a la vuestra, entonces solo habia una señora que cuidaba de los pequeñajos, dormiamos al menos catorce o quince crios en una habitación redonda decorada con dibujos de Disney, ella nos lavaba la ropa, nos vestia, porque la mayoria no sabiamos, era una bellisima personam cariñosa, amable, como tu madre. Cuenta la carta que escribia con lapiz, entonces no existian bolis, cuando eras algo mas mayor te dejaban escribir con tinta que si te descuidabas el tintero iba al cuaderno o a la ropa con la consiguiente bronca. Hoy en dia los niños saben escribir a los 6 o 7 años, yo tenia 8 y no sabia lo que era una letra. Esa carta la podia haberla escrito yo, con alguna diferencia pero los mismos sentimientos. Un abrazo a todos.

  5. Jesús Carranza Cañas dijo:

    ¡Uf!, tal y como habéis comentado es difícil hablar de las madres, sobre todo de las ajenas, porque a la tuya la quieres y punto, pero a la de los otros…. ¿qué?.
    Voy a intentar reflejar un sentimiento que siempre he tenido y que nunca manifesté. A ver cómo sale.
    Sabemos que la mayoría de las Sras. que había en el colegio eran viudas y madres de algún huérfano, no había más porque no había tantos puestos de trabajo, pero seguro que hubiera sido necesario hacer otro colegio paralelo para albergar a tantas como querían venir.
    Nuestros padres murieron en acto de servicio, por enfermedad…etc y se fueron de este mundo de forma involuntaria. Nuestras madres, las Sras del colegio, dejaron aldeas, pueblos y ciudades para dirigirse a la capital a trabajar (la mayoría no lo habían hecho nunca para una empresa). algunas hablaban un gallego que ni “carajo” las entendía. Otras un andaluz o extremeño tan cerrao que no se sabía lo que decían.
    Quiero recordar (me dejaré algunas en el tintero,disculpadme) a las madres de mis compañeros de curso y de época en el colegio. La primera a la Sra. Adriana (estaba en el costurero) madre de José Gabriel Ramírez Fernández. Paisana de Granada que me recibió con los brazos abiertos el día de mi incorporación. Me dejó ropa de su hijo pues mi madre me había enviado con lo puesto ( ya que nos iban a dar “todo” en el colegio……. tardaron un par de semanas y yo debía oler a “choto moruno”). Posteriormente pasó a la enfermería y cada vez que ingresaba (padecí bastantes veces anginas con fiebre de hasta 41ºC) me cuidó como a un hijo. Tampoco puedo dejar de acordarme de la Sra. Antonia, madre de José Mª Serrano Mérida. Cordobesa ella, de Cabra, cuidó de la huérfanas en el piso de universitarias y posteriormente pasó a la enfermería (esta vez mi relación con ella no fue de cuidados, si no de “colegas” mientras yo hacía Enfermería) Qué puedo contar del mimo con el que nos trataba a los “becarios” que estudiábamos carreras sanitarias o de los que comían en el comedor de la enfermería por alguna dieta especial, o de los que estaban encamados. Muy amiga de ella era la madre de Duque (no recuerdo su nombre), que estuvo en la residencia de las huérfanas universitarias.
    De las Sras de la cocina… la madre de Ricardo Ruiz Peña y su hermano Jesús, la de Almudena y su hermano (ella es ahora profesora en el Infanta), la de Vila, la de Baras ( Varas no se si es con V o B) que pasó luego a cuidar a los pequeños .
    Había otras que trabajaban en la Dirección, como las de Pablo Cavero García y las de Ocaña,
    Otras que no pudieron venir, pero que al final consiguieron trabajo en la Benemérita , la madre de J.J. Campo Feijoó como comadrona (creo que se dice así) en la frontera con Portugal en Fuentes de Oñoro y que vino a paliar bastante la falta de recursos que tenían las viudas, pues su paga era exigua…..
    En fin… madres a las que no pongo nombre pero sí tengo viva su imagen y su cariño..Hay tantas y tantas que no puedo mentarlas a todas, pero todas y cada una de ellas decidieron voluntariamente dejar de un lado a sus familiares, amigos, casa y lugares de residencia para dedicar el resto de sus vidas a cuidar de lo único que les quedaba: sus hijos e hijas. También lo hicieron indirectamente de los que tuvimos la suerte de estar junto a ellos/as.
    Mi más sentido homenaje a todas esas madres que tuvimos en el colegio y que con tanto mimo, cariño y dedicación nos cuidaron. Nunca os olvidaré.

    • Pues te ha salido bien. La verdad es que se merecen cualquier homenaje, tanto aquellas que lo dejaron todo para irse a la capital o aquellas que por cualquier motivo o por tener más hijos en sus provincias de origen no tuvieron más opción que quedarse y mandarnos al Infanta. Como me suena eso de que nos los darían “todo”, así llegue yo también, con una maleta vacía y estuve 10 o 12 días con la misma ropa.
      Un abrazo y un recuerdo para todas las madres.

  6. Tomás Suárez Pascual dijo:

    Las personas somos más iguales de lo que nos creemos, sólo falta añadir a esa igualdad unas circunstancias tan parecidas, que nos acercan aún más, sólo hay una diferencia, la que nos marca el tiempo. ¿Cómo va a ser igual llegar al colegio de Ocaña (año 1952 en mi caso) que llegar al Infanta en estos últimos años? Pero es sólo una cuestión que diferencia y agrava el sufrimiento, cuánto más nos alejamos en el tiempo. Pero hay algo exactamente igual, la añoranza de los seres queridos, sobre todo nuestra madre, pues lo era “TODO”, recuerdo una frase que algún alumno del Infanta, y en ocasión del mes de Mayo, mes en el que se veneraba a la Virgen, era el mes de la flores,allá por los años 58, y había que escribir algo para las madres, incluida lógicamente la Virgen María, alguien escribió “Madre que difícil es hablar de ti, quererte es más sencillo”. Creo que esta frase da fe de esa añoranza que todos hemos tenido en uno u otro tiempo, y que sumada a otras facetas, nos ha hermanado aún cuándo no nos conozcamos. Para todos los hermanos mis mejores deseos de… !!! SALUD ¡¡¡

  7. Anónimo dijo:

    El abrigo es muy “guapo” como se dice por Asturias, muy “guay” es una expresión mas moderna que no creo existiera en aquellos años.

  8. Miguel Angel Barroso Lanza dijo:

    Esta carta podia haber sido de cualquiera de nosotros. Se refleja el sentimiento por la falta de proximidad de esa madre. Esa sensación la tuve yo durante casi 10 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s