1973 Carrero Blanco

TITULO Carrero Blanco
AÑO 1973
PROTAGONISTAS varios Huerfanos
AUTOR Juan Manuel Orozco Calvo

El jueves 20 de diciembre de 1973, se produjo el atentado y asesinato de Carrero Blanco, en Madrid existía mucho revuelo, prensa, radio y televisión no paraban de hablar del tema y de sus posibles implicaciones.  Nosotros estábamos muy preocupados, por lo que nos afectaba,  ya que se corrió el rumor de que se suspenderían las vacaciones de Navidad. ¡Joder! estaban a la vuelta de la esquina.

El coche de Carrero (Dodge 3700 GT), por una bomba que pusieron en el suelo en la calle Claudio Coello, salto por los aires y paso por un 6º piso y cayo al patio de los Jesuitas. Posteriormente y cuando se tranquilizo la cosa, el Padre Almellones que en aquella época empezaba a tener contacto con el Infanta, nos llevo hasta allí y vimos algunos restos del atentado.

Pero la historia va por otros lares, dos días después, el sábado creo recordar, bajando cuatro o cinco huérfanos por la calle que hay detrás de las pistas de tenis y que daba al gorro mejicano, escuchamos una fuerte explosión, trozos de no se que cosas caían al suelo.  Los huérfanos cuerpo a tierra, acojonados y ya despidiéndonos de esta vida, hasta que alguien grito “no pasa nada”.  A un autobús que en esos momentos pasaba a pocos metros de nosotros, se le reventó una rueda y la explosión fue tal que una faldilla superior a ella, salió por los aires.  Nos levantamos y al igual que la gente que por allí había, teníamos una cara mezcla de ridículo con una enorme alegría que rara vez he podido observar de nuevo.

No recuerdo a mis acompañantes, pero seguro que ellos no han olvidado el suceso, al final creo que el domingo o el lunes, marchamos de vacaciones, con el miedo aun en el cuerpo, pero pronto se nos quito.

Anuncios

Una respuesta a 1973 Carrero Blanco

  1. José Antonio Cabano dijo:

    yo recuerdo que en aquella ocasion, solicite permiso para salir por la mañana, puesto que mi hermana salia por la mañana, y para ir juntos, recuerdo que D. Modesto inspector la noche anterior aun sabiendolo, no me dio el pase. pero a la mañana sigiente, lo tuve que despertar para darmelo. recuerdo la cara de sueño y ese bigote retorcido. M enere del suceso en la estacion de autobues de Huesca, camino ya de mi pueblo. tambien recuerdo que cuando volvi de vacacioes habia mucha vigilancia, puesto que en los planos encontrados estaba marcado en circulos el parque de la guardia civil y el colegio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s