Historia del Infanta

titulo

En este apartado encontrarás la historia de nuestro colegio, sus orígenes, su evolución en estos 100 años, y como nos ha ido uniendo a todos nosotros.

 

Escudo Infanta

Bonito

Anuncios

6 respuestas a Historia del Infanta

  1. En ocasiones enviamos las nuevas historias por Facebook o correo electrónico y las nuevas publicaciones no tiene espacio para dejar allí vuestros mensajes, pero sí que los recibimos por los anteriores. La pena, es que estos desaparecen con el tiempo.
    He visto pasar algunos dignos de recordar o al menos de compartir con todos nosotros, mientras lo hablo con Pedro para ver si buscamos una solución o un apartado propio, iré guardando aquí los más significativos. Lástima de los ya perdidos.
    Este es un mensaje de Javier Antolin, profesor de matemáticas en la época de los 70/80.
    El primero corresponde al relato “Talleres Vs Bachiller” de Juan M. Orozco
    “A mí siempre me gustan vuestros relatos. Destilan muchos de los mejores sentimientos que puede tener el ser humanos”.

    El segundo a la versión 2.0 de “Talleres Vs Bachiller” Martin Rodriguez
    “¡¡PRECIOSO RELATO!!
    Os juro que me emociona leerlos.
    ¡¡QUÉ ENORME SUERTE TUVE AL “ATERRIZAR” ENTRE VOSOTROS PARA PARA COMENZAR MI VIDA LABORAL!!”

  2. Jesus Gonzalez dijo:

    Mi hermano pequeño, Carlos, entro en el Infanta desde primaria, pero yo me incorpore en cuarto de bachillerato. Desde el principio fui mediopensionista y por tanto permanecía en el colegio desde las 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde. Mi memoria fotográfica de lo antiguo, me permite ahora conservar innumerables imágenes de esa etapa de mi vida. Recuerdo las caras de mis compañeros, de mis profesores, inspectores y del entorno arquitectónico y urbanístico del colegio. Comencé el colegio en octubre de 1958, yo era un niño más bien apocado e hiperprotegido por mi madre que llegaba de un colegio privado. Me introduje en un entorno social dominado los internos que debían organizarse la vida para desenvolverse dentro de espacio sin problemas.
    Los externos éramos una minoría clara y solían establecer su camarilla. Yo conecte rápidamente con el interno, Miguel Ángel Barroso Lanza, el perfecto complemento para un “enfermito” como yo. Miguel Ángel representaba la decisión y la fuerza, era un poco travieso pero noble y se desenvolvía perfectamente por el colegio. Conecte con él y con el grupo de internos afines Lleó, Gago, López Andrada… Comencé a contar en casa mis andanzas por el colegio y mis amistades y refería mi aprecio con Barroso, un chico de 13 años como yo, que había nacido en un pueblo de Cáceres pero que su madre y hermanos vivían en Renedo de Piélagos provincia de Santander.
    Mis primeros pasos en el Infanta no fueron fáciles y habrían sido más difíciles de no haber contado con la ayuda de mi amigo Miguel Ángel. Ya comente que Barroso era un poco “trasto”, razón por lo cual algunos domingos se los pasaba “empapelado” estudiando con otros compañeros. Coincidía con en el en el cine del colegio que ponían películas de aventuras con un montón de cortes, pero que tenían su gracejo, me divertía ir al cine alguna vez. Recuerdo una película de pirata que se llamaba el hidalgo de los mares que no pudimos verla entera, después de más de una docena de cortes se fastidio el proyector, no hace demasiado tiempo decidí terminarla de ver en la tele.

  3. una historia fascinante e internecedora que te llevo por tu buen hacer a conocer una familia buena como tu un relato precioso

  4. Precioso relato, con tu permiso, lo convertiremos en una historia del Infanta.
    Gracias

  5. Miguel Angel Barroso Lanza dijo:

    Continuación a la anterior, La Facultad de la que era profesor es la de Aparejadores.

  6. Miguel Angel Barroso Lanza dijo:

    Quisiera dejar constancia de una historia personal; una historia fiel reflejo del espíritu infanta en relación a la amistad y compañerismo que deriva en un cariño de auténticos hermanos, un cariño familiar. La puedo titular “HISTORIA DE UNA AMISTAD”
    “Corría el año -creo casi con seguridad-, 1.960 y comenzaba 4º curso de bachillerato.
    La estructura del curso tocante a los internos e incluso los externos -salvo alguna incorporación-, era la misma que desde el inicio del bachillerato, con lo cual todos nos conocíamos desde hacía varios años y sabíamos bien quien era cada uno.
    Ese año, se incorporó como externo un muchacho delgado de aspecto frágil que huía de juegos violentos y estaba exento de las clases de gimnasia por padecer un problema de corazón.
    No eran tiempos de “tablet” y demás maquinitas actuales por lo que, la forma de divertirnos era exclusivamente, correr, saltar, juegos de fuerza física, etc, etc, por lo que el “nuevo” en los recreos y demás momentos de ocio, siempre estaba solo lo que en algunos caso, servía para chanza e incluso bromas de mal gusto.
    Yo, a veces, le acompañaba a charlar porque me daba pena que estuviese solo y un día me enfrenté con otro compañero defendiendo a mi nuevo amigo de una cruel broma (ya sabemos lo que son esas edades que no tenemos medida del alcance de nuestras acciones) y terminamos enzarzados en una pelea.
    Mi contrincante, fuerte como un roble literalmente me “infló” a pesar que yo también era fuerte y quedé molido.
    El agradecimiento que vi en los ojos de mi amigo fue suficiente para que se me quitasen los dolores.
    A partir de ese momento. fuimos inseparable y cuando se acercaba la Navidad me preguntó ¿Te vas a ir de vacaciones a casa de tu madre?, le dije que no, que me quedaba en el colegio.
    Unos días después, me preguntó por los datos y la dirección de mi madre; ante mi cara de sorpresa, me dijo que su madre se lo había dicho para enviarle una carta pidiendo autorización para que yo pasase las Navidades en su casa.
    Llegaron las Navidades y me fuí a su casa. La familia se componía de padres, dos hermanas mayores y un hermano dos años menor -también estaba en el colegio- y la abuela materna (una mujer entrañable y cariñosa).
    Desde el primer día me sentí en mi casa; fui tratado como un hijo mas, querido y respetado, como un nieto mas y como un hermano mas.
    Su hermana mayor, era locutora de Radio Madrid, con una extraordinaria voz de niño pequeño (era la voz del anuncio de Mimosín, de la quina Kinito y hacía doblaje en los estudios EXA de películas, poniendo voz a numerosas actrices, entre ellas a Elizabeth Taylor). En la radio hacía un programa diario de “El niño Juanito”, A día de hoy, sigue haciendo doblaje a sus 76 años.
    A partir de esas Navidades, iba todos los domingos (que no estaba castigado) a comer a su casa. Su familia ya era mi familia, iban a veranear a casa de mi madre en Santander, por lo que la amistad inicial de dos chiquillos de 14 años se transformó en amistad familiar.
    Hemos sido testigos de bodas, bautizos y defunciones tanto en su familia como en la mia y nunca faltamos a ninguno de esos eventos.
    Todo esto hizo que se crease una amistad y cariño de auténticos hermanos que se ha ido incrementando con el tiempo y lo que es mejor, mis hijos y los suyos, son tan amigos o mas que sus respectivos padres. Mi hija cada vez que va a Madrid, no va a casa de su abuela, su hermano o su tia, va a quedarse a casa de su amiga Sonsoles, la hija mayor de mi amigo/hermano.
    Mi amigo y hermano, se llama Jesús González Martín, un auténtico superviviente de tres operaciones gravísimas de corazón y de otras colaterales a éstas, pero ha permanecido trabajando hasta el día de su jubilación como profesor en la facultad de la Politécnica.
    Vaya esta historia como agradecimiento al espíritu de Ahumada que lo llevamos en vena y que nos lo inoculó Infanta y por eso, a los que luego seguimos nuestra vida en la Guardia Civil, nos ha resultado tan fácil ser Guardias Civiles de verdad..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s