1981 porque nos dieron un albornoz en el 4º piso

TITULO Porque nos dieron un albornoz en el 4º piso
AÑO 1981
PROTAGONISTAS Las señoras de limpieza y … (omito su nombre)
AUTOR Manuel Garzón Añez

Voy a contar una situación incomoda que se produjo en el 4 piso de mayores creo que en el curso 1980/81. 

No se si recordareis como eran las habitaciones de los pisos de mayores, dos cámaras con los baños en medio, estos baños tenían todos los servicios menos los retretes que se encontraban al fondo del pasillo todos juntos. 

 En verano de 1980 se terminan las obras de remodelación de todos los pisos, modificando la distribución y pasando las duchas al lugar donde se encontraban los retretes. 

Esta nueva distribución trajo consigo una complicación que tuvo que corregirse lo antes posible, me explico, mas de uno cuando se iba a duchar en la distribución antigua se desnudaba y se iba a la ducha desnudo en la intimidad del dormitorio. Con las nuevas duchas hay quién mantenía las costumbres, se desnudaba e iba a la ducha en pelotas por todo el pasillo con la toalla al hombro, y al terminar vuelta a la habitación, en general no pasaba nada pero un compañero nuestro (no voy a decir su nombre) tenía la manía de hacerlo a las 10 de la mañana justo cuando las señoras de la limpieza estaban realizando sus tareas, si se encontraba con ellas, muy educadamente, les daba los buenos días y continuaba su paseo en dirección a las duchas, a la vuelta se repite la misma situación pero ahora con una higiene intachable. Lógicamente aquello fue rápidamente comunicado a la dirección y Don Manuel Carrascosa nos convocó a una reunión bastante indignado. 

El arreglo fue rápido y fácil, le pedimos al director que nos dieran unos albornoces que ya existían en la lista de ropa, al día siguiente disponíamos de la prenda y con ello se evitó más de una visión  no muy agradable, sobre todo para las mujeres de la limpieza. 

Después vino el invierno y los albornoces fueron de agradecer, ya a nadie se le ocurría ir desnudo a la ducha.

 

4 respuestas a 1981 porque nos dieron un albornoz en el 4º piso

  1. Estoy totalmente apenado de ver las cosas que me he perdido y en los fregaos que os metisteis, pero aun respetando la ley del silencio, hasta los periódicos ponen las iniciales de los presuntos culpables de algún delito, si es más, esto ya está prescrito y si el autor de tan digno paseíllo no da la cara, nos quedaremos sin saber quién fue, es más, quizás hagan público antes lo del caso Kenedy.

    Por otro lado, y viendo los métodos utilizados para descubrir al los culpables en la “Operación Escoba” (Ver CSI las Ve….digo Infanta) y en la “Operación Brocha” (El caso de las pintadas) lo que me extraña mucho, es que no se hiciese aquí algo parecido y que bastaría con tapar con una toalla la cabeza a 10 huérfanos en pelota y hacer una rueda de reconocimiento (es idea de mi mujer) por las limpiadoras, a esta operación, podría pasar a la historia como “Operación Anaconda”.
    Joer, creo que por el bien de todos, ese nombre debería salir y si algún día devuelven la pasta que nos han guindado, podríamos hacer una estatua parecida al “manneken pis”.

  2. Anónimo dijo:

    Cuando nos citó el Director y nos estaba echando la bronca por nuestro comportamiento inadecuado y nos recriminaba para que tuviesemos el debido respeto a las señoras de la limipieza, había compañeros que no conocían el evento y no se lo creían, los que conocíamos el caso por tener las clases por la tarde y haber visto algún día el paseillo casi no podíamos disimular la risa que seguro tambien comparía por dentro D. Manuel Carrascosa. En aquel momento el autor de esta historia no dió la cara, con lo cual, no considero oportuno penerle nombre al protagonista, si él lee estas palabras y no le importa que se identifique si asi lo desea.

    un abrazo compañeros
    Manuel Garzón

  3. Jesús Carranza Cañas dijo:

    Querido Garzón:
    Siento no compartir tu opinión en lo que respecta a… “y con ello se evitó más de una visión no muy agradable, sobre todo para las mujeres de la limpieza”……. pues…… creo que ellas fueron de las más agraciadas al poder contemplar tan magnífico ejemplar de “homus erectus” y quizás “empalmatus”, lo cual originó el llamado “homus empalmatus erectus huérfani” ( tanto a la ida para la ducha como….¡a la vuelta!, ¡joder que tío!), motivo por el cual las Sras de la limpieza acudieron a comunicárselo al Sr director y, claro, como todos sabemos…. el Sr. Carrascosa…. era un poco corto de vista, no se dió por enterado de tan magnífico hallazgo arqueológico viviente y decidió ocultarlo tras unos humildes, pero muy efectivos albornoces blancos.
    ¡Qué tiempos aquellos en los que algunos descubrimos que se existían “trajes de toalla” para ir a la ducha! y no la toalla de manos que teníamos que secar cabeza, tronco y extremidades…. (dependiendo qué extremidad se secara uno antes, claro).
    Esto forma parte de nuestro album de los 80.
    Por cierto, el mencionado huérfano podría dar la cara ¿no?, del resto del cuerpo…. mejor que quede en la intimidad.
    Muchas gracias Garzón por refrescar mi memoria, la cual está ya bastante corta (al igual que otras partes del cuerpo).
    Un fuerte abrazo para todos.
    Jesús Carranza

  4. Anónimo dijo:

    Garzón quizas te sea dificil recordarme, peo yo te recuerdo perfectamente. Ese tio era y debe se de ser un CRAK, ¿asi tal cual, como un Robinson del Infanta?, si estaba en su casa ¿ por que no? pero joder di su nombre o que lo ponga el; habia que hacer un monumento a ese piruli por habernos dotado de albornoces. un abrazo Molina Salamanca-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s